Saltar al contenido principal

Guía sobre la alergia infantil

Consejos para estar al aire libre

Descripción: 
Ayude a sus hijos a recuperar su vida al controlar los síntomas de la alergia.

1. Evite alérgenos 101

No deje entrar a los alérgenos. Haga que los niños se saquen la ropa que usaron en exteriores y lávela inmediatamente para eliminar los alérgenos. Además, una ducha tras jugar al aire libre ayudará a eliminar el polen de la piel y el cabello.

2. No rastrille

Jugar en una pila de hojas es divertido, pero las hojas son excelentes para ocultar esporas de moho. Pídale a alguien que no sufra de alergias que lo haga.

3. Adiós ropa colgada

Colgar la ropa al aire libre puede atraer el polen, lo cual hace que las alergias infantiles se intensifiquen. En su lugar, use una secadora.

4. Cuidado con el árbol de Navidad

Los árboles de Navidad pueden atraer esporas de moho, por eso revise cuidadosamente su árbol antes de armarlo.

5. Use una máscara

Cuando haga tareas al aire libre, dígale a su hijo que use una máscara para reducir los efectos del polen y otras alérgenos.

Consejos para estar en interiores

Descripción: 
Estas son algunas opciones para evitar las alergias cuando sus hijos y sus mascotas juegan.

1. Enfrente el problema

¿Su hijo sufre de una molesta sinusitis? Póngale una compresa tibia en el rostro. Esto puede ayudar a aliviar la presión en los senos paranasales.

2. Ordene el desorden

Los adornos acumulan polvo y son difíciles de limpiar. Guarde los juguetes y peluches de los niños en contenedores plásticos para evitar que acumulen polvo.

3. Mamá siempre decía…

Deje las manos quietas. Evite que su hijo se frote la picazón de los ojos. Frotar solo los irritará más y puede empeorar las alergias.

4. Manténgalo hidratado

Tanto estornudar y sonarse puede dejarlo reseco. Tenga una botella de agua llena a mano para que su hijo tome continuamente.

5. Baño ordenado

Las alergias pueden afectar a los niños prácticamente en todas partes, incluso en la ducha. Si tiene problemas de moho, mantenga su baño limpio y bien ventilado. Use lejía para eliminar el moho.

6. La terrible humedad

El aire seco puede irritar sus fosas nasales, pero mucha humedad en el aire puede crear el ambiente perfecto para los ácaros del polvo. Considere adquirir un humidificador para el dormitorio de su hijo y mantenga un nivel de humedad entre el 30% y 45%.

7. También hay que lavar los juguetes de felpa

Los juguetes de peluche que su hijo adora atraen los ácaros. Esta es la mejor opción cuando necesite limpiarlos: lávelos en agua caliente una vez a la semana o déjelos en el congelador durante toda la noche para que los ácaros se congelen.